Con unas pocas cartulinas, algo de habilidad para pintar y para recortar, y algo de papel transparente para pintar un sol y el reflejo detrás de las ventanas, seremos capaces de diseñar un terrorífico castillo lleno de esqueletos, tumbas, murciélagos y hasta calabazas de Halloween.

¡Envíanos tus ideas y hagamos que nuestros enanos pasen unas fiestas monstruosamente divertidas!  😛

Decorando-entrada-para-halloween